inicio movistar team
INICIO BIOGRAFÍA PALMARÉS NOTICIAS NOTAS DE PRENSA EVENTOS FOTOS VÍDEOS DIARIO
English
français
top
 
inicio
 
Domingo 30 de Septiembre 2018

Valverde alcanza el arco iris

El sueño de Alejandro Valverde se cumplió en un soleado domingo de final de septiembre en Innsbruck (Austria). Se resistía la medalla más complicada, la de oro, aquélla que da derecho a vestir de arco iris por una temporada completa, pero una jornada perfecta, con casi 7 horas encima de la bicicleta, cambió la historia para el corredor más completo de las últimas décadas.

El fenomenal trabajo de todo el equipo español en el exigente circuito de Igls avanzó la que sería una de las mejores carreras en la dilatada trayectoria del ciclista murciano, sino la mejor. Siempre con buena cara, Valverde ganaba posiciones en el cada vez más reducido grupo de favoritos hasta la entrada final al terrible y temible ‘Holl’, el infierno del que sólo los cuatro más fuertes del día saldrían con opción a medalla: Valverde, Bardet, Woods y Dumoulin, que alcanzaba a los tres de cabeza casi en el último kilómetro de Mundial.

Se sabía el más rápido pero debía controlar los ataques de sus rivales. Valverde arrancó desde lejos, golpe de superioridad, y mantuvo su ventaja hasta cruzar la línea de meta y estallar de felicidad con los suyos. Peter Sagan, dueño legítimo del arco iris durante tres temporadas, cedió el trono al español en un emotivo podio en el que rivales y compañeros se rindieron al nuevo campeón del mundo.

Declaraciones: Esto es lo que he soñado toda mi carrera. Estoy contento no, lo siguiente. Contentísimo. Ha sido la victoria más emocionante de mi carrera. Quedar campeón del mundo es algo que perseguía y perseguía. Tenía seis medallas, pero ninguna de oro. Conseguirla ha sido impresionante. Quiero dar las gracias a la selección. Me han dado mucha tranquilidad durante toda la carrera. La concentración de Granada ha servido de mucho, teníamos un gran grupo, hemos trabajado bien y al final se ha podido conseguir lo que he perseguido durante tantos años.

Me siento muy orgulloso de lucir este maillot. He estado en otros Mundiales en los que ha ganado  otro compañero y lo disfrutamos, pero vestirlo tú mismo es una maravilla. Sagan me ha dicho que se alegra por mi triunfo. Que si no era él, le gustaba que fuera yo quien le relevara como campeón del mundo. Que Museeuw, Freire, Cipollini o Bettini dijeran que querían que yo ganara, me motiva muchísimo más. De hecho, nada más llegar a Innsbruck nos cruzamos con ellos y creo que fue una buena señal. Nada más salir encontrarnos con tanto campeón del mundo de ediciones anteriores. Todo lo que venga a partir de ahora es un regalo. De hecho, después de la caída, todo era ya un regalo. Yo pensaba que se había acabado mi carrera deportiva. Y volver, ganar 14 carreras, ser campeón del mundo… todo lo que está viniendo es un regalo.

Llegué a pensar que nunca podría ser campeón del mundo. Ya no me obsesionaba. Quería hacerlo lo mejor posible, pero sé que es muy difícil ganar, más siendo uno de los favoritos. Casi me había dado por vencido, pero al final este año se ha dado todo de cara. Hemos corrido muy bien, la climatología ha sido perfecta y he podido cumplir ese sueño.

Cuando ha llegado Dumoulin he pensado que alguno se quedaba sin medalla. No sabía que era el segundo más veterano en ganar el Mundial pero esto quiere decir que los mayores todavía caminamos.

Foto: Innsbruck-Tirol 2018 / BettiniPhoto

[ < volver al listado]